Ferversiones viajadas

Observaciones de parajes por descubrir.

HERVÁS

13/07/2021

Desde que las personas somos personas, antes incluso, la necesidad de comunicación es intrínseca a nuestra naturaleza. Sobre todo para mantener la complicidad con los seres que valoramos como esenciales para seguir siendo felices, que nos aportan alegría y libertad, ilusión por el reencuentro y con quienes compartimos memoria y vida. De ahí la invención de modos de favorecerlo: cartas, palomas mensajeras, teléfonos... Este es uno de los precursores de nuestros modernos y absorbentes móviles: él con cables, auriculares descolgables, marcadores de giros sonoros y conectados a la intermediaria telefonista. Todo un lujo.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
IMG-20210713-WA0000.jpg
IMG-20210713-WA0001.jpg
13/07/2021

Hierro, madera y piedra. Piedra, madera y hierro. Madera, hierro y piedra. Judíos, cristianos y conversos. Amistad, convivencia y cultura. Solidaridad, respeto y diálogo.Castaños, robles y cerezos. Desmanes, truchas y halcones. Montañas, ríos y prados. Hervás. Hierro, madera y piedra.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
IMG-20210714-WA0005.jpg
14/07/2021

Cuando comienzas una ruta y ves los colores que la marcan, sabes que la dificultad  será mediana. La duda se crea cuando crees ir al destino buscado pero no hay confirmación de ello. Cuando te acercas para desentrañar hacia dónde vas y solo encuentras una frase grabada “ A tomar por culo”, sabes que aún te falta mucho para llegar. No hay rendición.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
IMG-20210715-WA0000.jpg
15/07/2021

El anochecer incendia el cielo de nubes bajas. La incidencia tangencial de los rayos solares, hace jirones el vapor de agua que filtra la luz caída y la transforma en fuego sin llama. Se despide al día convirtiendo en carbón prematuro las hojas de los robles. El horizonte se perfila en un cuadro desmedido. No que más que pararte y disfrutar atónito ante el juego del adiós.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
15/07/2021

La nueza asciende tímida sobre el fino tronco mientras la contundente hiedra trepa decidida rodeando al árbol crecido. Contraste de colores tóxicos de quién asciende efímera para ofrecer sus frutos maduros y quién escala sobre la corteza para buscar la luz fotosintética. Estrategias parecidas para buscar perpetuarse y sobrevivir. Plantas en equilibrio sostenido. Bosque diverso.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
IMG-20210715-WA0001.jpg
IMG-20210715-WA0002.jpg
15/07/2021

No hay bosque sin dragón, como no hay paseo son sorpresa, ni viaje sin risa. Caminar entre castaños te asegura formas inverosímiles y sueños encerrados en sus tocones desenraizados, con sus ojos agujereados y sus vértices caprichosos. Los amentos caídos y pardos aportan color y textura a una cabeza de draco antes de despegar el vuelo entre los alineados troncos erectos. Imaginación reinventada.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
IMG-20210715-WA0007.jpg
15/07/2021

Crecieron juntos, se abrazaron, fundieron sus identidades, se empeñaron en crecer uno junto al otro, ramas y tronco se entrelazaron. Soñaron con  llegar más alto, con hacer cosquillas a las nubes frescas. Vivieron una aventura compartida desde el suelo al cielo. Hubo cariño, pasión y algún desencuentro separado. No hubo descendencia pero acogieron líquenes y musgos en sus pieles y muérdago en sus copas. Hicieron historia juntos y aún siguen en pie.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
IMG-20210715-WA0009.jpg
15/07/2021

Los bosques eruditos conocen el vocabulario. Hay que observarlos con curiosidad atenta para encontrar las letras escondidas en su frondosidad. Son traviesos  y hay que salir de los caminos trillados para descubrir los mensajes. Éste es uno de identidad, de reafirmación, de autoestima, de demostración cultural. C de castañar, de castaño, de capacidad de crecer escribiendo.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
20/07/2021

Casas centenarias. Piedra , adobe y madera de castaño. Vigas agarradas por rocas plutónicas y cosidas entre sí. El día a día de la convivencia de marranos, judíos conversos que siguieron practicando su religión en secreto, se desarrolló bajo su protección oculta. La intransigencia y la oposición inquisitorial de las religiones que persiguen la libertad de pensamiento es tan antigua que las paredes pierden su color.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
IMG-20210720-WA0002.jpg
IMG-20210720-WA0003.jpg
20/07/2021

El detector de cirros se activa cuando llega el crepúsculo. Las plumosas nubes casi invisibles durante el reluciente día, son descubiertas cuando la montaña y los rayos solares juegan al escondite, y el blanco casi transparente , indetectable, se tiñe de cereza en el ocaso. Secretos desvelados.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
20/07/2021

Camuflado entre el ocre y el pardo, disfrutando del sol mañanero, el minino dormita ajeno a las miradas extrañas. Sabe que lo que para otros son barreras  de encierro o protección de intrusos, para él es hueco de cuna en el alfeizar. Mientras, se embelesa con recuerdos de aventuras por tejados y callejas o sueños de excursiones en busca de ronroneos  compartidos. Vida gatuna.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
IMG-20210720-WA0004.jpg
IMG-20210720-WA0005.jpg
20/07/2021

La plaza. La plaza del pueblo. La plaza de la Corredera. Con su observadora impenitente. Cada mañana una mirada para ver como se despierta el vecindario, comprobar que sigue manando el chorro de la fuente con volutas vegetales, saludar al cartero, preguntar al municipal si pasó algo anoche, que hubo jaleo, ver llegar a los repartidores, respirar el aire fresco del comienzo del día... Siempre desde el mismo balcón de la misma casa. Escribiendo una rutina que todo el pueblo espera. Comienza el sonido de las tazas de café, se escucha el rumor de las conversaciones en los soportales, las calles se llenan de curiosidad y las novedades ya se comparten. Es julio, verano, luce el sol, ya terminó el bostezo del martes.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
20/07/2021

Puente de hierro. Antes unión de la Vía de la Plata y hoy vía verde. Cambió los raíles que soportaban toneladas de acero y carbón, vagones llenos de personas viajeras y comerciantes, con olor a talega y cansancio pero también a ilusión y descubrimiento, por tierra compactada para hacer cómodo el camino de senderistas y ciclistas. Cambió el trabajo por el ocio, el ruidoso traqueteo cansino por el silencio comentado. Pero el puente sigue uniendo destinos y salvando obstáculos, facilitando el camino, sorteando vanos. Me atraen los puentes, los valoro y los disfruto.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!
IMG-20210720-WA0006.jpg
IMG-20210725-WA0006.jpg
25/07/2021

Parece un coche triste, al menos con una mirada de melancolía. Es un diseño de los que ya no se llevan, pero tan original y atractivo que atrae las miradas. Todo un Dyane 6, uno de los vehículos de mi infancia. Limpiaparabrisas chirriante e invasivo, aerodinámica fina y elegante. Descapotable. Con volante son dirección asistida, y con un giro imposible en curvas cerradas dado su diámetro y dureza. Amortiguadores saltarines para amenizar los viajes. Cambio de marchas, cuatro y rascando la de atrás, a la altura del pecho. Freno de mano cerca de la rodilla. Aire acondicionado de ventanilla. Espejo retrovisor exterior uno y gracias, regulación manual. Asientos con patas de hierro y piel de elefante albino. Todo un clásico, un privilegio de los años 60. Un lujo. Sus 600 CC despertaban todas la envidias y los deseos de viajar y descubrir. Emoción azul cobalto.

No me encantaMe falta algoMe gustaRealmente fertástico¡Ferevilloso!